La Matanza: El municipio va camino a ser la Ciudad de la Innovación.

Abierto en plena pandemia y construido con recursos del gobierno local, el Centro Universitario de la Innovación (CUDI) alberga a más de 4 mil estudiantes de La Matanza, que tienen la posibilidad de cursar y egresar en las carreras de la era del conocimiento; a partir del 20 de junio abre las inscripciones para cursar el segundo cuatrimestre 2022.

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, recorrió las instalaciones del Centro Universitario de la Innovación (CUDI), ubicado en la ciudad de González Catán, una propuesta de formación académica y profesional que integra carreras de distintas universidades, con foco en las nuevas tecnologías y la innovación. A partir del 20 de junio, y hasta el 9 de julio, estará abierta la inscripción, para cursar en el próximo cuatrimestre 2022, a través de su página web: www.cudi.ar.

“En pocos meses se va a cumplir un año de aquella inauguración, hoy tenemos la alegría de decir que hay más de 4 mil estudiantes en el CUDI, la mayoría son jóvenes que recién salen de la secundaria, pero también hay estudiantes más grandes o profesionales ya recibidos de otras carreras que siguen estudiando y formándose”, expresó Fernando Espinoza y remarcó: “Me emociona mucho porque se relaciona con lo que soñamos para esta Universidad, que además fue realizada con recursos de nuestro gobierno local y fue el único Centro Universitario abierto en pandemia”.

Durante la visita, el jefe comunal dialogó con alumnos, alumnas y docentes del CUDI y se refirió a la satisfacción de haber cumplido el sueño de que La Matanza tenga dos casas de altos estudios; al respecto destacó: “Siento mucha alegría y felicidad de ver los pasillos del CUDI llenos de jóvenes con sueños que harán realidad a partir del esfuerzo, del sacrificio y de poder tener la posibilidad de estudiar en una nueva Universidad pública, gratuita y de excelencia, que junto a la Universidad Nacional de La Matanza, con 60 mil estudiantes, hace que seamos la Capital Universitaria del Gran Buenos Aires”.

La creación del CUDI es el resultado de diversas políticas educativas y productivas del Municipio, que tienen como objetivo crear un ecosistema de formación que abarca la educación inicial, primaria, secundaria y continúa con el nivel universitario. Cada una de las medidas educativas hicieron que La Matanza fuera reconocida por la UNESCO como “Ciudad del Aprendizaje”, un reconocimiento que representa la inclusión del distrito dentro de una red de ciudades con políticas que promueven la educación. “Esta distinción nos llena de orgullo por todo lo que se viene haciendo en el distrito con respecto al círculo virtuoso de la educación”, sostuvo el jefe comunal.

En este sentido, Espinoza indicó: “Entregamos un millón de manuales y útiles escolares en forma gratuita y universal cada año; digitalizamos los jardines de infantes a partir de salita de 3, para que las chicas y los chicos aprendan computación desde su nivel inicial; y entregamos kits de robótica a estudiantes de las escuelas secundarias, lo que hace que hoy en La Matanza 250 mil jóvenes tengan una formación orientada a nuevas tecnologías”.

En el Centro Universitario de la Innovación se estudian carreras de la era del conocimiento, las carreras del futuro, de las nuevas tecnologías y de la innovación: Tecnicatura en Diseño Industrial, Tecnología de los Alimentos, en Sistemas Informáticos, en Producción y Diseño de Videojuegos y en Biotecnología. También se cursa la carrera de Enfermería y diplomaturas en Elementos de Robótica, Desarrollo de Software Web y Gestión TIC para PyMEs. Además, para el segundo semestre de 2022 se suma la Licenciatura en Obstetricia.

El Municipio potencia este entorno y lo consolida, a través de la capacitación de las y los docentes en Robótica y en Programación para que puedan ser los nexos de todas las iniciativas de sus alumnas y alumnos; y lo hace efectivo desde el Centro de Innovación Tecnológica de La Matanza (CITLAM), creado para tal fin.

“Todas estas decisiones generan igualdad de oportunidades más allá del hogar donde hayan nacido, socioeconómicamente hablando”, señaló Fernando Espinoza y concluyó: “Esto empieza a cerrar el círculo virtuoso de la educación y se transformará en un verdadero ecosistema de formación y trabajo en el ámbito de las nuevas tecnologías que convertirá a La Matanza en la Ciudad de la Innovación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *